Skip to main content

Denegación de subsidios

Algunas situaciones pueden detener o denegar sus subsidios. Estas situaciones requieren que el Departamento de Empleo examine las reclamaciones, determine la elegibilidad o emita decisiones administrativas. Entre ellas se incluyen, pero no se limitan a:

  • Renunciar a un trabajo
  • Ser despedido o suspendido de un trabajo
  • No ser capaz de trabajar
  • Estar lejos de su residencia permanente
  • Asistir a la escuela o recibir formación
  • Ser un trabajador por cuenta propia
  • Estar en la cárcel
  • Faltar al trabajo
  • Rechazar una oferta laboral
  • No buscar trabajo de forma activa
  • Recibir la paga de su jubilación (excepto el Seguro social)
  • No participar en una entrevista de recontratación y evaluación de elegibilidad
  • Rechazar una recomendación de trabajo de WorkSource Oregon
  • No completar las actividades de inscripción a través de su centro local de WorkSource Oregon
  • Estar desempleado como resultado de un conflicto laboral, o
  • Solicitar subsidios semanales durante las vacaciones de verano, invierno o primavera, o entre periodos, cuando es un empleado educativo.

Estos asuntos causarán que su reclamación se detenga hasta que tomemos la decisión de pagar o rechazar los subsidios. Continúe reclamando los subsidios semanales durante la investigación de cualquier asunto relacionado con su reclamación. Esto asegura que usted puede recibir el pago por esas semanas si la investigación resulta en una decisión de pago de subsidios.

Un adjudicador completará una investigación. Si el adjudicador necesita información adicional, se comunicará con usted. Asegúrese de responder a las solicitudes con la información completa. Si no responde, se tomará una decisión basándose en la información disponible, y se podrán denegar los subsidios. Retener información o reportar información falsa al Departamento de Empleo genera serias consecuencias.